9

NUESTROS VALORES

  • Educación teológica de excelencia
  • Interacción con otros alumnos de distintas partes del mundo
  • Estudios online o presenciales sin dejar de servir a la Iglesia Local y/o estudios o trabajo
  • Relación directa con personal del Seminario
  • Preocupación de la vida del alumno a través de Mentores
  • Costos accesibles
  • Equipo de trabajo interdisciplinario e internacional
9

MISIÓN

El Seminario Bíblico William Carey se propone como misión brindar una capacitación teológica reformada de calidad, accesible a todos los estudiantes calificados en el mundo de habla hispana.

9

VISIÓN

Frente a la re-estructuración geográfica del Cristianismo en el mundo globalizado el centro de gravedad se está trasladando del Hemisferio Norte al Sur. En este momento, algunos países como Corea, alguna vez considerados campos de misión, se han transformado en países que envían misioneros.

Debido a factores culturales, los latinoamericanos son idóneos para tener gran repercusión en áreas no alcanzadas del mundo musulmán así como también África e India y, por ascendencia inmigratoria, algunos países de Europa como España, Italia, Francia y Alemania. Es necesario que ante estos cambios la Iglesia responda en consecuencia rápida y contundentemente.

El Seminario pretende acompañar a la Iglesia en este nuevo paradigma facilitando la accesibilidad a profesores de alto nivel académico por medio de la educación a distancia y manteniendo la centralidad en una teología conservadora e histórica.

El Seminario aspira atraer estudiantes de la Iglesia en América Latina, quienes están comenzando a reconocer su propio potencial para desempeñar un papel importante en la misión mundial. Una de las claves para descubrir este potencial es la disponibilidad de educación teológica conservadora de calidad. Los grandes avances del cristianismo desde la época del Apóstol Pablo hasta William Carey y el Movimiento Misionero Moderno siempre tuvieron notoriedad debido a un interés notorio por mantener la pureza doctrinal.

9

Confesión de Fe

Nuestra confesión de fe como Seminario es la Confesión Bautista de Fe de 1689, la cual ha sido adoptada por miles de Iglesias Bautistas en todo el mundo. Ésta, con algunos cambios en cuanto al bautismo y al gobierno de la Iglesia, se basa, en gran medida, en la obra de cinco años que eruditos de la Iglesia compusieron en la destacada Confesión de Fe de Westminster, herencia común de la Reforma para todas las congregaciones que aman las Escrituras.

Entendemos

>> Entendemos que cada estudiante puede tener convicciones propias de su Iglesia por lo que no están obligados a adoptar dicha confesión como propia. A la vez, como todas las Iglesias evangélicas trazan su historia a la Reforma, creemos que el estudio de los grandes teólogos de la Reforma será una experiencia enriquecedora y desafiante para todos.

Reconocemos

>> Reconocemos que el Señor de la Iglesia ha conferido a su Iglesia muchos dones, incluyendo buenos hombres, santos, quienes podrían no estar de acuerdo en cada uno de los puntos de nuestra confesión. Por este motivo nos reservamos el derecho de emplear a tales hombres como “profesores visitantes” para aprender de su sabiduría y pericia.

Afirmamos

>> Afirmamos que no hay nada semejante a la Biblia. No atribuimos autoridad alguna a esta confesión. De hecho, en el primer artículo de este mismo documento histórico se declara que todas las doctrinas de hombre deben decidirse por el “juez supremo”, que es la Santa Escritura.

“El juez supremo, por el que deben decidirse todas las controversias religiosas, y por el que deben examinarse todos los decretos de los concilios, las opiniones de autores antiguos, las doctrinas de hombres y espíritus particulares, y cuya sentencia debemos acatar, no puede ser otro sino la Santa Escritura entregada por el Espíritu. A dicha Escritura así entregada, se reduce nuestra fe en última instancia”. (cap. 1, pfo.10) Mt. 22:29, 31, 32; Ef. 2.20; Hch. 28:23-25.

El pastor C. H. Spurgeon, en la ocasión de distribuir la Confesión Bautista de Fe en su Iglesia en el año 1855, dijo:

“Este documento antiguo es un excelente resumen de aquellas cosas creídas entre nosotros. Aceptamos el mismo no como una regla autoritativa, o como un código de fe, sino como una ayuda a la controversia, una confirmación en la fe y un medio de edificación en la justicia. En él, los miembros de esta iglesia tendrán un pequeño resumen doctrinal y por medio de las pruebas bíblicas allí contenidas estarán preparados para dar razón de la fe que hay en ellos”.

Por último encontramos que William Ward, compañero de Carey en la empresa misionera, hizo imprimir copias de esta declaración en Serampore convirtiéndose en el documento teológico de uso común en todas las Iglesias nuevas de la India.

A Dios sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

 

Inscripciones abiertas 2017

Aprende la Biblia desde tu casa ¡100% por Internet!

Si estas interesado en ingresar en este seminario, puedes inscribirte en la siguiente dirección:

Ingresa aquí >